Chufa de Valencia

De curación artesana y seleccionadas a mano desde 1946

Chufa de Valencia ecológica

La chufa valenciana, un alimento milenario

La chufa es un tubérculo comestible considerado como un superalimento por sus propiedades y su aporte nutritivo. Es uno de los cultivos más representativos de València y el ingrediente con el que se elabora la horchata, una bebida que forma parte de la dieta mediterránea, muy popular en primavera y verano en toda España.

La chufa de Valencia es un tesoro histórico, gastronómico y cultural, un tubérculo milenario venerado desde los faraones egipcios hasta los antiguos imperios árabes, persas y chinos. Existen documentos escritos por autores persas y árabes donde la chufa ya estaba indicada con fines curativos por sus beneficios digestivos y antioxidantes.

El cultivo de la chufa valenciana comprende tres fases: cultivo, curación y selección, un proceso que dura un año.

Nuestra chufa de Valencia con Denominación de Origen proviene de los campos de la comarca de L’Horta Nord cultivada de forma tradicional por agricultores que tienen una gran experiencia. La relación con nuestros agricultores comprende desde la aportación de la simiente hasta la compra de la cosecha al final del cultivo.

De esta forma, en Chufas Bou contribuimos a poner en valor el trabajo del agricultor local, ayudando a mantener su forma de vida y una de las tradiciones más arraigadas de nuestra cultura.

En la etapa de selección, las mejores partidas pasan a formar parte de nuestra Selección “Especial”, que comprende dos categorías de gran calidad: la Chufa Granza Selección “Especial” y la Chufa Cosechero Selección “Especial”.

La Granza es el producto de mayor calidad por su tamaño y rendimiento, que sirve como base a los maestros horchateros más reputados de todo el país para elaborar su mejor horchata.

Compartiendo el mismo proceso de cultivo que nuestra Granza, el Cosechero se diferencia por su menor tamaño y por lo tanto, con la misma calidad pero con un rendimiento inferior.

Se recomienda mantener la chufa valenciana en un lugar fresco y seco, con una temperatura óptima por debajo de los 8ºC y apartada de la luz solar. La temperatura baja evitará que se “apolille” y la sequedad evitará que se puedan desarrollar mohos o malos sabores.

Nuestra chufa de Valencia bien conservada puede consumirse hasta dos años después de su envasado.

Por 100 g

  • Valor energético 1809 KJ / 432,4 Kcal
  • Grasas 23,5 g
  • de las cuales saturadas 4 g
  • Hidratos de carbono 42,5g
  • de los cuales azúcares 8 g
  • Fibra alimentaria > 12,0 g
  • Proteínas 7,5 g
  • Sal 0,06 g
  • Ácido fólico (B9) 141 µg
  • Vitamina E 10 mg
  • Arginina 1401 mg
  • Calcio 70 mg
  • Magnesio 87 mg
  • Potasio 57 mg
  • Fósforo 28 mg
  • Hierro 3,5 mg
  • Zinc 4 mg
  • Cobre 181 µg

  Descarga la ficha técnica

Consiento ser contactado He leído y acepto la política de privacidad

La chufa, el superalimento valenciano

Vegano

Sin gluten

Libre de
alérgenos

Gran aporte
de energía

Alto contenido
en fibra

Sin lactosa

Sin fructosa

Alto contenido
en almidón

Aporte de
vitamina E

Gran aporte
de minerales

Bajo en sal

Dieta cruda

Dieta paleo

Compatible
Dieta Kosher

Compatible
Dieta Halal

Chufas Bou,
calidad certificada

Nuestro producto Chufa de Valencia se rige por las normativas del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida, que certifica su calidad y origen. Nuestra empresa sigue un sistema de APPCC certificado y está en proceso de implantar la normativa IFS planificada para la primera mitad de 2019.

¿Necesitas más información?